Empezar el día en un retiro practicando Chi Kung es una experiencia que nos podemos regalar.

El Chi Kung es una práctica psicofísica que forma parte de la medicina tradicional china y tiene como propósito promover la salud física y emocional. Chi significa energía vital de todos los elementos de la naturaleza, incluidos los seres humanos, kung hace referencia a la habilidad adquirida tras un periodo de tiempo. Por tanto Chi Kung se puede traducir como la práctica en la movilización de la energía y se basa en movimientos físicos suaves y armónicos, ejercicios respiratorios y de concentración que tienen como propósito fortalecer el organismo a nivel físico y emocional.

El movimiento suave nos ayuda a liberar nuestras tensiones, contracciones y rigidez. Nos permite ser amables con nosotros mismos, reduciendo nuestras auto exigencias y al mismo tiempo enfocando nuestra mente en la práctica nos facilitamos la gestión de los pensamientos que nos alejan de ella.

En Chi Kung movemos nuestras emociones mientras con nuestras manos movemos las nubes o sostenemos el cielo. Disfrutar de la práctica en un entorno natural nos permite conectar con la naturaleza para sentirnos integrados en ella y llevar la atención al momento presente nos dispone a una actitud nueva, renovada.

Recuperar la respiración saludable tan bloqueada emocionalmente y poder compartir toda esta experiencia personal de aprendizaje con un grupo de personas con el mismo propósito nos proporciona bienestar, calma y relajación. Tener la oportunidad de disfrutar de esta práctica en un retiro de fin de semana no nos deja indiferentes, es un regalo de consciencia que nos dedicamos  para reducir nuestras inercias y automatismos que se instalan con facilidad en nuestro día a día.

Nos merecemos sentirnos bien y tranquilos. Ir un retiro de Chi Kung nos ayudará a conseguirlo.  

Maria Canals

Maria Canals

Facilitadora y organizadora de retiros